Dàcar

Pastelito de forma redonda hecho, esencialmente, de bizcocho, relleno de trufa y cubierto con golosinas de chocolate y coronado con una ciruela roja. Es uno de los pasteles más arraigado a nuestra ciudad.