Cardinal

Pastel de origen austríaco que en Terrassa es especialmente reconocido y apreciado. Se trata de dos discos con base de merengue, crema y almendras, relleno de nata y  kirsch (licor de cerezas). Tradicionalmente se come bañado en chocolate caliente.