Butifarra de Sant Llorenç

La Butifarra de Sant Llorenç se inspira en la composición de la montaña, tanto a nivel geológico como a aromático.

Su elaboración artesanal hace posible un doble sistema de picado, uno de granulado y otros a trozos mas grandes, simulando así las capas de graba y los bloques de piedra tan característicos de la montaña.

Para darle un sabor y un aroma autentico, se utilizan las hierbas autóctonas: el romero y tomillo y un toque de vino dulce de Ullastrell. Su aroma característico nos recuerda a la mediterránea.

Esta butifarra cruda es ideal para elaborar la clásica receta vallessana de «botifarra amb mongetes del ganxet», o para hacer a la parrilla con unas patatas al horno o con verduras.